FAQs

¿Por qué debería acudir a un Agente Inmobiliario?

Un agente inmobiliario es más que un vendedor. Actúa en su nombre como su agente, brindándole asesoramiento y orientación y haciendo un trabajo, ayudándolo a comprar o vender una casa.

Si bien es cierto que les pagan por lo que hacen, también lo hacen otros profesionales que brindan asesoramiento, orientación y tienen capacidad para vender, como Notarios, Economistas y Abogados. Pero le cobraran más por el servicio y la comisión de venta por separado.

Internet ha abierto un mundo de información que antes no estaba disponible para compradores y vendedores. La información de propiedades disponibles para la venta es casi en tiempo real, pero no del todo. Hay momentos en los que necesita información actualizada sobre lo que se ha vendido o está a la venta, y la única forma de conseguirlo es con un agente.

Si está vendiendo una casa, obtiene acceso a la mayoría de los compradores al aparecer en diferentes medios. Solo agente inmobiliario que sea honesto puede guiarle en el proceso de compra o venta y tendrá acceso a listas de clientes de otros agentes o inmobiliarias. Además puede asesorarle en el pago de tasas e impuestos o tramitación de licencias.

El agente inmobiliario se está convirtiendo más en una «guía» que en un «vendedor»: su representante personal al comprar o vender una casa.

Tengo un amigo de la familia que es un agente inmobiliario. Me gusta y es una gran ayuda, pero me da un precio por el que vender mi casa que creo que es muy bajo. Entonces llamé a otro agente que me sugirió un precio más acorde con mis expectativas. ¿A quién elijo?

Es posible que desee consultar con un par de Agentes inmobiliarios en el valor de mercado de su propiedad. La mayoría de las estimaciones de precio deberían rondar la misma cifra.

Podría ser que su amigo sea más honesto con usted acerca del valor de su hogar y el otro Agente Inmobiliario le haya dado un número mayor porque ya sabía que lo esperaba. Esto se llama «Comprar un listado» y es el tema de un artículo en nuestro sitio web.

O simplemente podría ser que tu amigo es un buen amigo, pero no tan bueno como Agente Inmobiliario.

Mezclar negocios y amistades siempre es un riesgoso para la amistad. Por otro lado, si tu amigo es realmente competente y te brinda sabios consejos y puede ofenderse si lo ignoras y eliges otro agente.

En nuestra filosofía de asesoramiento siempre preferimos que sea el cliente quien elija.

No creas lo que digo, pero escúchame.

Tengo que elegir entre una casa reformada en un vecindario antiguo o una casa más nueva en un vecindario más moderno. La vivienda en el vecindario más antiguo tiene casi todo lo que quiero y es mucho más grande, pero ¿cuál tiene más sentido como inversión?

Si tu objetivo es comprar una casa por su valor de reventa y la que estás pensando comprar en el vecindario más antiguo está en el máximo de los valores para ese vecindario, entonces puede que no sea la opción más sabia.

Si los precios son similares o inferiores a los demás, entonces no debería haber ningún problema, ya que los precios deben compararse con otras casas del vecindario y no con las casas en otros vecindarios. (Casi siempre debe ser así)

Además, ¿es un vecindario en declive, o van reformarlo? Podría ser un buen negocio siempre que no “pagues en exceso” debido a la reciente reforma.

Recuerda también otro baremo a tener en cuenta en la compra de una casa, es su valor como “hogar”, otra cosa que deberías considerar. ¿En qué barrio se sentiría más cómoda tu familia?

La cercanía de servicios, tanto públicos como privados, puede ser muy importante.

Al comprar una casa nueva, ¿Qué características deberíamos buscar? ¿Qué tiene más valor? ¿Actualizamos la información? ¿Elegimos la que tenga más metros cuadrados? ¿Con un dormitorio extra?, etc.

Mucho depende de por qué estás comprando la casa. ¿La estas comprando como hogar o como una inversión? Hay una diferencia.

En su mayor parte, las pequeñas reformas en el hogar son un valor. No estamos buscando mejorar el valor de la casa, pero serás más feliz con la casa que compres.

Si está considerando comprar una casa como inversión, entonces compra una de pequeño o mediano tamaño y gasta solo una cantidad mínima en las reformas.
Si está considerando tu compra como un hogar, entonces elabora una lista con las características que necesitas y otra con las mejoras que puedas hacer y que mejoraren tu calidad de vida.